Antes de Instagram también leía (Parte dos).

Para qué leer si luego no hay fragmentos, persona(je)s o teorías que no se nos quedan en la memoria. Si no creces. Si no discutes internamente con el autor. Algunos libros los asocio a gente o a momentos difíciles de mi vida. Algunos, los desearía volver a leer para poder volver al sitio donde lo … Continúa leyendo Antes de Instagram también leía (Parte dos).

Anuncios

Antes de Instagram también leía (Parte uno).

Porque parece que los libros que leo mientras formo parte de esa red social, son los más importantes; pero no. Necesitaba compartir los que me han llevado por este camino, los relevantes. Hay muchos y muy variados, y el orden no es concreto. La primera tanda es la siguiente: 1- Frankenstein - Mary Shelley (Ed. … Continúa leyendo Antes de Instagram también leía (Parte uno).

Lecturas del verano de 2017

Terminé el curso y por fin podía hacerlo: leer. Así manejaba yo mi tiempo. Lo sé, es odioso esperar a tener mucho tiempo libre para poder aprovechar algo. Pero así manejaba mi tiempo, no puedo decir más (eso y que prometo no volver a tomarme los días así). Quería leer títulos que siempre me hubiese … Continúa leyendo Lecturas del verano de 2017

No quiero escribir esto.

Alrededor de tu nombre revolotean con vida tres estampas en las que solo cambia el tiempo: dos mujeres en distintos momentos a las que les das la noticia de la evolución. La primera acabó siendo mi hermana, la segunda resultó ser quien escribe, la tercera finalmente ha sido una niña—mi sobrina—que promete conocerte. Querría tener … Continúa leyendo No quiero escribir esto.

Lecturas del verano de 2018

1- Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes- Elena Favilli y Francesca Cavallo  (Ed. Destino) ** ** No pude esperar más. Mi primer libro después de ese parón fue sin ni siquiera haberme ido de mi viaje de vuelta a casa. Cierto es que ese libro no me pertenece, sino que es un regalo que mi … Continúa leyendo Lecturas del verano de 2018

Ni el mar te salva (Esto es un adiós).

Había tres mesas. Alguna no tenía explicación, pero el guion no era mío. Esperaba. Recuerdo que miraba hacia abajo, con las rodillas juntas. Verás, me conozco poco, muy poco: me limito a observar mis gestos. Ese gesto resulta que coincide con mis estados de nervios, de indecisión. De no estar segura ni bien. Al poco … Continúa leyendo Ni el mar te salva (Esto es un adiós).

Se acaba. (Uno de los finales)

Mis veintitrés años (y el curso que abarcan) se pueden resumir en una palabra: oposición. La oposición ha absorbido todo: mis madrugones y mis tardes libres, mis momentos en el blog, mi tiempo. Tiempo que durante el curso que viene me propongo recuperar. Así como el niño que se propuso domesticar a un zorro prometió … Continúa leyendo Se acaba. (Uno de los finales)